Te extraño

Tú y yo bailamos en esa noche puesta sólo para nosotros, entre el sonido de la música y de nuestro amor, tocando el pasto húmedo con nuestros pies descalzos me abracé a ti como si fuese nuestra última noche. Me pegué a tu pecho para escuchar el sonido de tu corazón y me dejé llevar por el deseo de quererte tener siempre aquí.

Aquí donde no había rasgo de dolor, ni de mentiras, donde todos los sueños volaron, pues por ese momento dejé ir todo lo que algún día pude imaginar. Y allí entre tus brazos mi cuerpo no podía pesar, allí cobijada por tu calor, ni el murmurar de la noche más silenciosa se pudo asomar.

Publicado por Amor &Poesia

soy un joven aficionado ala poesía en busca del verso perfecto...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: